La felicidad es un camino, no un destino...


Ese estado del ser humano es relativo y hay que estar consciente de que no es absoluto.

Una de las principales razones por las que las personas buscan el “Coaching” es por que desean aprender cómo ser felices o más felices de lo que son.

Pero ¿Qué es la felicidad? La felicidad es más que un momento específico, es una meta, algo que perseguir, es una intención del hombre de llegar a un estado más o menos permanente en el cual el júbilo, el bienestar y el equilibrio son parte esencial.

Desde que somos niños la felicidad nace con nosotros, pero después empezamos a cometer el error de compararnos con gente que en apariencia es feliz, y al compararnos con ellos vemos todas las cosas que no tenemos, en vez de ver lo que sí tenemos.

Hay mitos de la felicidad que nos venden, y es que felicidad no es estar todo el día con la cara alegre, de sonrisa constante… Eso no es verdad, también se vale no sonreír todo el tiempo.

La felicidad es relativa, momentánea y hay que estar muy conscientes de cuando pase.

A veces postergamos esa felicidad y muchas personas dicen: “Cuando tenga ese carro…”, “Cuando tenga esa casa…”, “Cuando me case…”, Cuando me divorcie…”, Cuando baje de peso…” se la pasan siempre postergando, y la verdad así se pasa la vida sin plenitud.

El encuentro con la felicidad es el encuentro con uno mismo, y cuando logras encontrarte contigo, entonces descubres y comienzas a buscar y hacer lo que te convierte en un mejor ser.

Y como digo, felicidad es tener una meta, un propósito, y éxito es lograrlo. Al conseguir esa meta ese propósito se convierte en la gasolina de la siguiente meta. Eso da felicidad.

Siempre comienza tu día con un plan definido, detallado, enfocado, planificado y verás la diferencia en tu estado de ánimo.

Me despido por el momento y siempre ten presente esto: La felicidad es un camino, NO un destino.

Gaby Martín del Campo Ross / Life Coach

Canal YouTube

Video recomendado:

Unete a nuestro grupo privado en Facebook: