Creer en ti misma


Soy una convencida de que se puede estar bien en el turbulento fluir de la vida real, y de que ésta nunca deja de ser valiosa, desafiante y divertida; considero que para alcanzar un bienestar duradero no hace falta escarbar en lo profundo, sino hacer conciencia de esos mensajes que en todo momento nos enviamos directo al corazón, y que uno de los más importantes debe ser“¿Creo en mí”? El problema no radica en las creencias religiosas, o si creemos en los demás y ellos en nosotras; lo peor es cuando dejamos de creer en nostras mismas, en que lo que podemos lograr, en nuestro propósito de vida…

Si no creo en todas las posibilidades diarias que tengo de aumentar mi felicidad y seguridad, habría que buscar los caminos que ayuden a recuperar la fe y la auto-confianza.

Es esencial saber identificar y reconocer los momentos y circunstancias que nos hacen felices, y así erradicar la terrible epidemia de la depresión y la ansiedad. Uno de mis lemas favoritos es “lo que no se mide, no se mejora”, es decir, si tu vida es un lío, pues entonces organízala. Existen diversas maneras que nos pueden ayudar a desenredar las cosas, a hacer justicia, a clarificar conceptos y a recuperar la autoestima, pero hay que tomar la decisión para después pasar a la acción. ¿Perdiste la confianza en ti misma? ¿Te cuesta trabajo tomar decisiones?, Si respondiste afirmativamente a alguna de estas preguntas, entonces vuelve a creer en ti con estas sencillas recomendaciones:

Ponte pequeñas metas a corto o mediano plazo, desde leer un libro, hacer ejercicio, iniciar un régimen alimenticio, etc. Te recomiendo llevar un calendario semanal, y por horas destina aquellas actividades en lapsos de 20 minutos por día, así podrás comprobar que eres capaz de superar cualquier reto, vencer obstáculos y lograr tus objetivos.

Relájate, respira profundo. Recupera el esencial concepto del SER, no del hacer o del tener, Al darle más valor a los momentos y a las personas podrás reconectarte de nuevo con tu interior.

Disfruta de un buen café o té en calma y en silencio, disfruta tu compañía.

Ten una plática divertida con alguien que admires y aprecies.

Abraza y besa a tus seres queridos, diles cuánto los quieres.

Goza de unos días de intimidad y paz contigo misma, lo mereces…

Todo esto está a tu alcance para reconectar con tu ser, para crear nuevos diálogos internos que generen amor propio, fe en ti misma. Desconéctate del ruido de afuera, de las críticas, de la perfección, de tener que estar cumpliendo las expectativas de los demás. Cree en ti, porque eres valiosa -lo creas o no-, por tu vida, por ese corazón que late cada segundo, porque existen posibilidades infinitas de crear todos los días y a cada momento la felicidad…

Suscríbete a nuestro canal YouTube