¿Qué dice tu popó acerca de tu cuerpo?

Se entiende que éste no es un tema del que platicamos a diario ni abiertamente, pero la calidad de tu popó es digna de una buena charla. El color, la textura y la frecuencia con la cual vas al baño pueden revelar muchos datos sobre tu salud. Depende del color de tu popó, pero siempre hay una explicación muy simple a lo que está sucediendo.


¿Cómo es el popó “normal”?

Aunque las evacuaciones son variables y distintas, el popó “normal” debe seguir algunos criterios básicos. Hay diferentes tipos, tales como “delgadito” que indica presencia de estreñimiento, “grueso” que viene siendo el ideal y “agua” que indica alguna infección o falta de fibra en la dieta. El popó también varía en colores, dependiente de lo que se esté comiendo, pero generalmente tiende a ser de colores marrones.


Diferentes tipos de popó y su significado:



COLORES

Café: es un color normal

Rojo: en el peor de los casos se puede deber a un sangrado intestinal

Blanco: puede estar indicando presencia de hepatitis

Verde: Se puede deber a alta ingesta de vegetales o a bilis no digerida

Amarillo: Se relaciona con malestares en la vesícula biliar

Negro: se puede deber a un sangrado gastrointestinal en la parte superior o en su defecto al consumo de hierro

TAMAÑO, FORMA Y TEXTURA

La Escala de Heces de Bristol nos indica que existen 7 tipos de popó en función de su forma y textura. Los tipos 1 y 2 indican estreñimiento, los 3 y 4 son normales y del 5 al 7 indican diarrea y urgencia.

Tipo 1: bultos pequeños y duros, como nueces, difíciles de pasar

Tipo 2: en forma de salchicha, pero con grumos

Tipo 3: como salchicha, pero con grietas en la superficie

Tipo 4: como una serpiente, lisa y suave

Tipo 5: gotas suaves con bordes bien definidos, fáciles de pasar

Tipo 6: piezas esponjosas con bordes irregulares

Tipo 7: acuoso, sin piezas sólidas, completamente líquido

FRECUENCIA:

Además de la textura, forma y color también es importante saber la frecuencia con la cual vas al baño a defecar. Todo individuo debería tener por lo menos una evacuación por día. Aún así, es normal tener 3 evacuaciones por día, lo cual equivale a una después de cada comida.




¿Qué debes hacer si tu popó es anormal?

Los seres humanos tenemos patrones intestinales totalmente distintos, pero es importante detectar cualquier anormalidad en nuestro popó.



En el momento en que nos percatamos de que algo no es común en nuestros desechos, se debe buscar ayuda profesional de inmediato. Si te sientes preocupada por la textura, forma, tamaño o color de tu popó consúltalo con tu médico para que te indique el mejor tratamiento.



VIDEO SUGERIDO:



©2017 by Cuarentonas y Felices. Proudly created with Wix.com