Miel de Abeja vs Miel de Agave


Es todo un tema determinar y decidir cuáles endulzantes son más saludables, y cuáles de estos pueden pasar como “naturales”. Un ejemplo de ello es la comparación entre la miel de abeja y la miel - o sirope- de agave. ¿Es una mejor que la otra, o solo es cuestión de preferencias?

Éstas son algunas de las similitudes y diferencias entre las mieles de abeja y de agave:

La Miel de Abeja


La miel es elaborada por las abejas de forma natural en los panales. La mejor opción es consumirla cruda, en su estado natural.

Una cucharada pequeña de miel contiene aproximadamente 21.3 calorías, 5.77 gramos de carbohidratos y 5.75 gramos de azúcar.

La miel de abeja ha sido utilizada desde hace muchísimo tiempo para tratar varias dolencias como resfriados y hasta quemaduras. Sus propiedades antioxidantes ayudan a reforzar el sistema inmunológico y también se le atribuyen propiedades antibacterianas.


La Miel o Sirope de Agave


El sirope de agave requiere someterte a procesos antes de poder ser consumido. Esto se realiza extrayendo líquido de la planta de agave azul para filtrarlo, calentarlo y transformarlo en una consistencia de jarabe.

Una cucharada pequeña de miel de agave contiene aproximadamente 21.4 calorías, 5.27 gramos de carbohidratos y 4.69 gramos de azúcar.



Miel o Agave, ¿Cuál es más saludable?


Tanto la miel de abeja como la de agave pueden fungir como sustituto del azúcar cuando se trata de endulzar café, té, avena e incluso productos horneados, sin embargo, siguen siendo procesados por el organismo como "azúcares", provocando una elevación de la glucosa en el torrente sanguíneo. Al igual que el azúcar, si se consume cualquiera de estas dos mieles en exceso puede resultar en una subida de peso.


En comparación con la miel de abeja, la miel de agave tiene un índice glucémico más bajo, pero esto no significa que sea más saludable.

La miel de agave es un alimento altamente procesado, mientras que la miel de abeja es cruda y se encuentra en estado natural.

Lo ideal es consumir cualquiera de estas mieles con moderación y combinarlos con proteína, grasas o alimentos ricos en fibra para que la absorción de la glucosa se torne más lenta y esto ayude a mantener los niveles óptimos de azúcar en la sangre.


Para una persona que sigue una dieta basada en vegetales, es recomendable el agave. Sin embargo, la miel de abeja sigue resultando más saludable ya que, aunque contiene índice glucémico más elevado, no es tan procesada y aporta más beneficios a la salud.

Dicho lo anterior, ambos pasan a ser buenos sustitutos del azúcar refinada. Aún así, hay que saber consumirlos con precaución para que no haya repercusiones en nuestra salud...


VIDEO SUGERIDO





©2017 by Cuarentonas y Felices. Proudly created with Wix.com