Inteligencia femenina: ¿Eres una mujer resiliente?


¿Qué es resiliencia?

El término “resiliencia” viene de una antigua palabra francesa que significa “saltar o brincar, volver a la forma original después de haber sido comprimido, doblado o estirado”.

Con el paso de los siglos, este vocablo ha evolucionado hasta significar “recobrar fuerzas, espíritu y buen humor”, en otras palabras, resiliencia es la capacidad de volver a nuestra forma original con mayor fortaleza y sabiduría, al sobreponernos a la adversidad.

La vida nos enfrenta a situaciones inesperadas que se salen de nuestro control, como la pérdida de un ser querido, una enfermedad, un divorcio o separación, crisis económica, adicciones, desastres naturales, etc. Dichos acontecimientos pueden hacer que nuestra estabilidad y fuerza para seguir adelante se vean saboteadas. Es entonces cuando se puede elegir afrontar la situación con tristeza, decepción y desánimo, o adquirir mayor fortaleza -o resiliencia- para continuar adelante con optimismo.

Pero, ¿Cómo podemos convertirnos en personas resilientes?, es decir, en personas capaces de superar la adversidad y además salir fortalecidas.

Según el Dr. Steve Price en su libro “Mientras unos se quiebran otros rebotan”, existen 10 normas que utilizan las personal resilientes:

  1. Lee el escrito en la pared: Las personas resilientes leen, y prestan atención a las señales de advertencia, por tanto, siempre están preparadas.

  2. Convierte la adversidad en ventaja: Debes enfrentar los hechos sin importar cuánto duelan, tenerte lástima es lo peor que puedes hacer porque minimizas tus fortalezas.

  3. Coloca todo en perspectiva: No te ahogues en un vaso de agua. Las desgracias propias siempre parecen más grandes y pesadas que las ajenas, aunque no siempre sea así.

  4. Haz tu propia película: No permitas que otros te definan.

  5. Sé tu propia Jefa: Cultiva la autoconfianza y conduce el timón de tu vida.

  6. Las embarcaciones más seguras son las relaciones: No eres una isla, necesitas de los demás siempre.

  7. Para crecer más, debes saber más: Mantente actualizada.

  8. La persistencia vence la resistencia: Una gran lección que puedes aprender de los niños.

  9. El carácter es importante: Dirige tu vida de una manera impecable a través de tus valores, es decir, se ética. No te dejes corromper porque tus acciones pasadas tarde o temprano te alcanzaran.

  10. Sigue tu propio consejo: Es sumamente sencillo ir por la vida repartiendo consejos a diestra y siniestra, pero cuando atraviesas por un momento difícil por lo regular olvidas poner en práctica todos los consejos que en algún momento diste.

Definitivamente, ser resilientes nos ayuda a ser más optimistas ante las adversidades y a fortalecernos ante los problemas. Es común ver a las personas resilientes disfrutando de la vida y sonriendo aún cuando han pasado por situaciones difíciles. Es fundamental recordar que después de la tormenta siempre sale el sol, por lo tanto el cómo afrontamos cada situación es una cuestión de elección. Podemos hundirnos en la tristeza o salir adelante y continuar disfrutando de las bondades que la vida nos da...


“Las personas más bellas con las que me he encontrado son aquellas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la pérdida y han encontrado la forma de salir de las profundidades. Estas personas tienen una apreciación, una sensibilidad y una comprensión de la vida que las llena de compasión, humildad y una profunda inquietud amorosa. La gente bella no surge de la nada...” - Elisabeth Kübler-Ross -


Fuente: Price, Steve. (2014). Mientras unos se quiebran otros rebotan. Estados Unidos: Taller del éxito exprés.

 


Suscríbete a nuestro canal YouTube