¿Y tú, te lo tomas todo personal?


No hay ninguna necesidad de pasarla mal. La verdad de las cosas es que tomarse demasiado personal algo puede lastimar más de lo que creemos y llega un momento en que te vuelves el centro de atracción, y no precisamente por algún logro o por ser la mujer del año, sino porque consciente o inconscientemente te tomas los comentarios tan personales que te quejas hasta de la mosca que está volando...

Tomar como personal un comentario y engancharte con ello no lleva a nada positivo, al contrario te desgasta física y emocionalmente. Mucho tiene que ver con el autoestima, con la manera en que te ves, te respetas, te valoras y te amas.

Muchas veces reaccionamos sin darnos cuenta del porqué y aquí viene el aprendizaje más desafiante: Mantenernos en constante auto-observación para detectar qué nos está detonando y por qué sentimos que todo el mundo está en contra de nosotras y que los demás tienen la culpa de lo que nos sucede.

Cada una elige el estilo de vida que quiere, lo importante es que seamos realmente conscientes de que hemos elegido lo que nos hace felices, lo que nos permite realizarnos día a día y que estamos en el camino correcto para realizar nuestros sueños.

En lo personal aprendí que si me tomaba a pecho las cosas, la única persona que salía perdiendo era yo, ya que en un abrir y cerrar de ojos había hecho una historia que ni siquiera era real, por lo que decidí desde hace mucho tiempo cambiar de actitud, de estilo de vida y "viajar más ligero"...

Quizá se escucha muy fácil y se preguntarán o cuestionarán sobre cómo lo logré, les comparto lo que me funcionó: Tomarme una dosis diaria de “Resbalatex” me ha dado excelentes resultados, hay veces que debo duplicar la dosis, pero de que funciona, ¡Funciona!

Aquí te comparto algunos tips que te servirán para dejar de tomarte todo personal:

  • Antes de salir de casa tómate una fuerte dosis de “Resbalatex” (en pocas palabras, prográmate para dejar fluir y no engancharte).

  • Si el comentario NO va dirigido directamente hacia tu persona, entonces NO es para ti.

  • Pregúntate si vale la pena perder la calma, explotar, engancharte o pasarla mal.

  • Observa qué ganas cuando te tomas personal las cosas, (queda claro que pierdes mucho más de lo que puedes ganar).

  • La única persona que decide cómo tomarse las cosas eres tú, nadie más.

  • Pídele a quien le tengas más confianza que observe durante una semana cuántas veces te enojas por tomarte algo personal.

  • Una vez que te hayan dicho el número de veces que pierdes la calma, agradécele su honestidad y pon manos a la obra.

  • Durante 21 días evita tomarte algo personal (por más pequeño que sea).

  • Te sentirás mucho más ligera y tranquila una vez que hayas desarrollado el hábito de no tomarte todo personal.

  • Recuerda que nadie puede decidir por ti, así que la única responsable eres tú.

Es momento de tomar acción, cambiar de actitud y valorar todo lo que tienes, enfócate en ti y no en los demás, tienes todo por delante y en tus manos está hacerlo.

La vida es un viaje en donde nosotros elegimos qué llevar en nuestro equipaje, yo elijo viajar ligera ¿Y, tú..?

VIDEO RECOMENDADO:

CURSO APRENDE A MEDITAR