Higiene vaginal: ¿Qué sí y qué no hacer?

El baño íntimo ha sido siempre un tema confuso… ¿Qué tipo de jabón usar? ¿Cuál técnica es la mejor? ¿Qué hacer cuando tienes una irritación en la piel o una una infección vaginal?




A continuación te damos algunos consejos para mantener tu vagina limpia, fresca y saludable:

¿Jabón, gel o aceites?


Muchos de los productos comerciales contienen sustancias químicas que pueden llegar a interferir con la producción de estrógenos que ayudan a mantener la humedad vaginal, por lo que es mejor utilizar jabones o geles naturales o neutros que no alteren el PH. Cada cuerpo es diferente por lo que aquello que le funciona a tu mejor amiga no precisamente será lo mejor para ti.


Busca jabones y geles elaborados a base de ingredientes naturales como coco, manteca de karité o yogurt.


Los aceites esenciales concentrados y hierbas son recomendados únicamente en el área de la vulva siempre y cuando tu piel no sea muy sensible, pero se debe evitar aplicarlos dentro de la vagina -a menos que tu médico lo recomiende-.





Una forma de aplicar los aceites concentrados es mezclando un par de gotas en un aceite conductor como el de coco o almendras, de esta forma el efecto irritante se reduce. Uno de los aceites esenciales más utilizados en esta área es el de “Tea Tree” o árbol de té, que tiene propiedades antifúngicas y antisépticas.


Sobre las duchas vaginales consideramos que no son una opción para lavado vaginal diario, sin embargo pueden llegar a ser benéficas si se realizan esporádicamente. Si planeas ducharte busca aquellas marcas que sean elaboradas con ingredientes naturales, orgánicos y no químicos.


Tu vagina es autosuficiente


La realidad de las cosas es que buscamos productos externos para mantener limpia y sana nuestra vagina, cuando en realidad ella tiene la capacidad de hacerlo por sí misma, por lo que en el momento que detectes anomalías como cambio de color, olor, si tienes desecho vaginal o dolor durante la relación sexual, la recomendación es visitar a tu ginecólogo para que te revise.


Es muy importante usar ropa interior que no contenga materiales sintéticos. Busca aquellos que sean cien por ciento de algodón. Evita usar ropa muy ajustada o que te haga sudar. Mientras más “Au naturel” podamos mantener nuestra zona vaginal, menor será el riesgo de padecer irritaciones o infecciones. 




Equilibra tu pH vaginal 

Sigue estas recomendaciones para mantener equilibrado el pH de tu vagina:


1. Evita perfumes o productos que tengan fragancia (la manzanilla es para tomarse en té, no para tus toallas femeninas…)

2. Usa ropa interior de algodón. 

3. Aliméntate sanamente e incluye probióticos en tu dieta. Evita azúcar refinada y carbohidratos.

4. Si notas cambios significativos acude inmediatamente a tu médico. Si tienes pareja lo indicado es que acudan juntos para que puedan ser tratados al mismo tiempo en caso de tratarse de una infección.


¡No olvides que una vagina sana es una vagina feliz!



VIDEO RECOMENDADO








©2017 by Cuarentonas y Felices. Proudly created with Wix.com